martes, 22 de diciembre de 2009



Seguimos experimentando con la digital y mi rostro. La foto que muestro es de octubre de 2009 y me gusta.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Acerca del libro La historia de vida - El encuentro con nuestra subjetividad

Hace unos días dejé la imagen del libro La historia de vida.El encuentro con nuestra subjetividad en este blog.

Confieso que en ese momento lo más importante para mi lo constituía el hecho de que mi nombre figurara entre sus autores.
Luego comencé a leerlo y ¡oh, sorpresa! me fue atrapando desde su Presentación misma. Para los que Trabajan en las Ciencias Sociales, lo recomiendo. Es un interesante texto de estudio sobre cómo opera la metodología cualitativa. Los Distintos textos que lo componen Constituye la materia de estudio.

Dice Anita Barabtarlo, compiladora y especialista en este tipo de metodología:: "En la narración, el lenguaje se liga a la construcción de la identidad. Los significados pueden ampliar, restringir, cuestionar la definición que hemos hecho de nosotros y de los demás , por lo que al observar, contar e interpretar los hechos, podemos trabajar sobre la construcción de identidades ".
Este libro es útil porque aporta gran cantidad y diversidad de experiencias, reflexiones, análisis de la relación entre maestros y alumnos, el trabajo grupal o individual, la vivencia del cuerpo femenino y la incidencia de la educación sobre el mismo en posteriores creaciones poéticas, etcétera .
Podría continuar enumerando los méritos del libro, pero al ser parte integrante de sus autores, no se si pueda mantener la objetividad ...

Estoy orgullosa de formar parte de él gracias a la gentil invitación que me hiciera la Dra. .. Anita Barabtarlo.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Acerca de las fotografías...

Tengo un libro de John Berger: Mirar, al que consulto cuando quiero despejar alguna de mis dudas sobre la percepción humana.Sabe decir las cosas con tanta claridad y sin rodeos que me resulta valioso.
Actualmente lo estoy releyando por dos tema en especial:fotos y animales.
"Ninguna pintura o dibujo , por muy naturalista que sea, pertenece a su sujeto de la manera en que lo hace la fotografía."
La fotografía -en síntesis-, es una huella de la realidad; es un sustituto de la memoria.
Más adelante agrega algo importante: las fotografías no conservan en sí mismas significado alguno. Nos proporcionan apariencias que sólo tomarán significado cuando comprendemos sus funciones.
"Sólo lo que es capaz de narrar puede hacernos comprender."
He aquí el valor de la historia.
Podemos jugar con la experiencia exploratoria de captar instantes y alinearlos: Rodolfo Walsh en "Fotos". También resulta interesante lo que hizo Raymond Roussel en "Impresiones de Africa"
Pero ambos apelan a la historia en última instancia.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Poema de Magalí Martínez Barletta

Magalí es hija de una amiga de muchos años. Más de los que tiene Magalí.
Me encanta la sutil poesía de sus versos. Leyéndolos uno se siente envuelto en esa bruma y se termina convirtiendo en bruma, mezcla de sal, aroma, arena y vapor...

I.
Bruma del mar,
bruma de espuma.
Hija del mar y del sol,
deja la sal en la arena como única huella imborrable.
Bruma que alguna vez fue mar,
que alguna vez fue ola mezclada con sal.
Bruma que vuela hacia el cielo como una simple nube de vapor.
Bruma que enceguece al marinero y hace ver al ciego mar.
Bruma cargada de aroma,
arrastrada por el viento costero hacia algún lugar.
Bruma que nace y que muere
y vuelve a nacer...

domingo, 13 de septiembre de 2009

Los animales y nosotros





Dice John Berger: "Con sus vidas paralelas, los animales ofrecen al hombre un tipo de compañía diferente de todas las que pueda aportar el intercambio humano. Diferente porque es una compañía ofrecida a la soledad del ser humano en cuanto especie"

viernes, 11 de septiembre de 2009

MONÓLOGO DE BATUKE

1º de diciembre de 2008



Después de que mi dueña me trajera a casa empecé a experimentar sus abrazos y palabras acariciantes. Todo eso me regusta porque soy por naturaleza muy, pero muy mimozón. Cuando vamos de paseo, me gusta saludar a la gente. ¡Pero saludarla de verdad! Nada de aceptar que me miren de lejos y digan; ¡Qué lindo! ¿Cómo se llama? Porque mi sana intención es acercarme y dar muchos besos de lengua y meter mi hocico húmedo por debajo del pelo, detrás de las orejas, y todo eso. También espero una cosquillita en la panza, rascaditas en la cabeza y todo acompañado por un dulce sonido. Son palabras pero yo lo único que percibo es si la voz es de esas que te arrullan cuando llegan a tus oidos o sólo es una voz inexpresiva.
A veces me impaciento un poco porque algunas personas ni acusan recibo de mi saludo. Y eso que es totalmente efusivo… Mi colita se sacude como un banderín al viento; salto y me paro en mis patitas para que el saludo se note más. Ladro un poco pero cuando lo hago me retan, me parece que es porque me sale un ladrido muy agudo y molesto para los oídos de los seres humanos.
Pero yo insisto y como lo hago con amor, terminan –aunque no todos- acercándose y rascándome la cabeza. Cuando hacen eso, yo me balanceo de un costado para el otro con la cabecita baja como buscando y acompañando la mano. Es que me produce mucho placer. Esa es mi debilidad: la búsqueda incesante de placer. Me gusta escuchar a la gente, no porque los entienda sino porque algunas veces el único que anda cerca del que habla soy yo y me parece que se siente mejor cuando muevo la cabeza a un costado como si estuviera comprendiendo lo que dice. Miro fijo a los ojos y muevo la cabeza. Eso me da un aire de estar muy atento

Sí,… mi tamaño es mini y eso hace que me pongan toda clase de apodos y sobrenombres cariñosos: la fiera, el llavero, el enano, el chiquitín… Todos por el estilo. A mí no me molesta ser tan diminuto porque me da la ventaja de meterme en cualquier sitio y también acomodarme hecho una rosca en la falda de mi dueña. Cuando llegué a la que sería ¡mi casa! , me encontré con dos seres amistosos que se convirtieron en mis amigos. Lobo, el más viejo, al principio ni me miraba. Supe que tenía 12 años pero era tierno como un cachorro. Con el tiempo y después de hacerle muchos mimos en el hocico y meterme en su cucha apenas me despertaba, la relación se incrementó. La otra, Sofía, es una pichicha de 4 años pero por su tamaño parece una gigante. Eso es lo que más me molesta. Ya contaré más adelante porqué…

Mi dueña me lleva en el coche a todas partes, lo jodido es cuando me tengo que quedar solito esperando que vuelva. Se me oprime el corazón y empiezo a desesperarme. Lloriqueo un poco y ella se pone firme para que me acostumbre. Pero, ¡cómo me cuesta! La miro alejarse del coche por la ventanilla de un costado,... por la del otro lado,... por el vidrio delantero y también por el de atrás. Cuando no la veo más, me enrosco en el piso y me duermo. Así, el tiempo pasa más rápido. Cuando ella vuelve, ¡es una fiesta! Me acaricia, me besa y yo hago lo mismo con ella.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Ideas fijas...


Fotografía de Joel Peter Witkin

No quiero seguir pensando en todo aquéllo. Pero me cuesta apartarlo de la mente. Algunas veces pienso que mi otro yo fabuló toda esa historia para entretenerse. Pero, también aparece otra idea que refuta lo anterior. Entonces me doy cuenta que tiene el mismo peso, gravita de la misma forma una u otra de las dos posibilidades. Y ese es el gran dilema. Si nunca hubiera sucedido ¿por qué es tan claro su recuerdo, por qué hasta revivo la sensación del miedo que sentí a que nos atraparan con eso en el bául? Además, odio la complicidad que se estableció con mi hermano porque sin su ayuda nunca hubiera participado en algo así. La mayoría de las veces me siento más motivada cuando trabajo en grupo o en equipo. Pero, después de revivir la intensidad de esa vivencia, respiro y me digo, ¡vamos, si eso no sucedió nunca! Si todo fue el producto de tu imaginación o el contenido de uno de los tantos sueños-pesadilla que por esa época me atormentaban. Era una época de muerte y terror...
Cuando estábamos entre amigos, sólamente en esos momentos, nos animábamos a comentar lo que sabíamos: quienes habían escapado, quienes habian "sido boleta" quienes habián sido "chupados",... Y si sabíamos algo muy serio, hasta optábamos por hacer como el perro que se comió los chorizos del asado. Desde esa época ,me quedó la inclinación por una proposición que dice: Más vale callar y pasar por tonto que hablar y despejar las dudas. Algo mencionábamos como si estuviéramos hablando de un buen libro que habíamos terminado de leer.
En fín, esos momentos funcionaban como descansos de la tensión permanente en que nos hacía vivir el miedo. Pero el descanso duraba poco, siempre duraba muy poco. Pegado al último beso y abrazo de la despedida, se nos ganaba nuevamente en el alma el dolor que produce el miedo intenso.
Recuerdo que costó un gran esfuerzo hacerlo entrar en el baúl del coche.
Pesaba y se nos escapaba de las manos, ¡agarralo fuerte! ¡que se te cae otra vez! ¡por favor, apurate! ¡no doy más, tengo miedo!

Después salgo de ese pozo oscuro; me alejo de la sombra de ese recuerdo,... No existe nada de todo eso que aparece en mi mente; nunca existió; nunca lo comenté ni siquiera con la persona que aparece como mi cómplice.
Ahora me pregunto: ¿por qué uso ese término: "cómplice"? ¿Es que realmente hubo algo donde alguien me ayudó o fui yo quien ayudó?
Tampoco puedo ir por la vida preguntando a mis amistades si en el pasado me ví envuelta en algo parecido a un crimen... ¿Quién puede hacer eso? Nadie.
Es cierto que dos o tres años después del tiempo de hierro y horror, yo caí en una histeria, padecí amnesias parciales,... y decidí iniciar un tratamiento psiquiátrico.
El tiempo como una gasa pesada fue velando capa tras capa, el pasado.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Poesía de Martha Crosby

Entre el azul y el verdor
sin fin del tiempo elegido
laboriosa en la imagen que tímida
en vano cubre
lo que yace a flor de piel.

Así te percibo en el atardecer
en el día radiante
en la mañana apacible
en la noche serena
sigue allí revelando
el misterio que de Humano
tiene el ser.

No se acerca, no se aleja
¿Para qué?
si con sólo acto de presencia
tributo rinde, a la vida
portando la esencia
y el dulce sabor
de hacerte querer.
No es un momento,
no es estrella fugaz,
es alma
dilema,
sensibilidad;
es conciencia y ante todo
es... verdad.

martes, 21 de julio de 2009

La mujer rota...

La Asociación Civil “La Casa del Encuentro” emitió un informe preliminar sobre feminicidio en Argentina, correspondiente al primer semestre de 2009. Como el informe del año anterior -que denuncio el asesinato de 208 mujeres y niñas- esta vez utilizaron las mismas fuentes: Las agencias Télam y DyN y 43 diarios de distribución nacional y/o provincial.

En los primeros seis meses, la organización social, registró 82 feminicidio de mujeres y otros seis por conexión. Más de la mitad de estas muertes se produjo a manos de un familiar: parejas, novios, amantes, esposos, ex parejas. El rango de edades donde se registran mayor cantidad de victimas es entre 2 y 50 años.

Estos informes realizados por organizaciones sociales denuncian que anualmente alrededor de 200 mujeres y niñas mueren violentamente en la Argentina

martes, 7 de julio de 2009

“Tiempo de soledades”

^Página 12- Domingo, 21 de Junio de 2009


“Hay que poner en revisión el diagnóstico de la subjetividad de nuestro tiempo –sostiene el autor–. No creo que todavía podamos hablar de neurosis: acertaríamos más si ubicáramos en el tejido social de nuestra época el predominio de formas narcisistas y perversas.”

Por Luis Vicente Miguelez *

“Incapaces de atrapar
el tiempo por la cola,
persiguen el suyo propio, girando ciegamente en
un solo momento
que abarca toda su vida.
¿Cuánto puede contener,
pues, un momento?”
John Berger
________________________________________
He tomado la cita del libro Un hombre afortunado, donde John Berger realiza una profunda y sentida narración de la vida de un médico rural y del lazo que lo une a la pequeña comunidad en la que ejerce su profesión. Este texto constituye a mi modo de ver un lúcido ensayo sobre el oficio de curar. La manera en que este médico aborda la consulta pone de relieve lo que generalmente ésta evade. Berger comenta que se percibe en él la voluntad férrea del hombre que intenta reconocer al otro, y, aunque a veces fracase, se lo considera un buen médico porque, sobre todo, satisface las tácitas expectativas de fraternidad del enfermo. A lo que se está refiriendo no es, por supuesto, a que se comporte como un hermano real: lo que se le pide implícitamente al médico es que reconozca a su paciente con la certeza de un hermano ideal.
Berger reflexiona sobre un aspecto que excede el dominio de la medicina propiamente y entra en el terreno más amplio de lo clínico. Dice que Sassall, que es el nombre del protagonista, hace algo más que tratarlos cuando están enfermos: es el testigo objetivo de sus vidas. Sassall no es el árbitro último de sus litigios. Le cabe una denominación más humilde: la de archivero, el archivero de su historia. Lo que Sassall archive, sigue relatando Berger, nunca se elevará a una instancia superior: sencillamente mantiene los archivos para que ellos mismos puedan consultarlos.
Manera, a mi entender, sutil y perspicaz de hablar sobre el quehacer clínico. Archivero de la historia es una metáfora que ilumina el lugar reservado al psicoanalista, desde el cual se generan las interpretaciones más logradas, las que no se sostienen en lo sabido sino en lo verdadero que surge del decir sobre lo dicho.
Si he tomado como punto de partida estas reflexiones es porque considero que en nuestra época escasea, por no decir que se va perdiendo irremediablemente, este vínculo con el otro. Expectativas de fraternidad y reconocimiento son, hoy día, más bien asuntos de alguna reflexión filosófica que de la práctica cotidiana.
Pareciera que nuestra época quisiera aferrarse a ese no-tiempo, hacer de él un ideal de vida, donde, mientras todo simula ocurrir a altas velocidades, el tiempo verdaderamente no transcurre y se experimenta una especie de sucesión eternizada sin acontecer.
Se nos ofrece habitar ese notiempo de la imagen perpetuada, exasperada hasta el extremo de su enrarecimiento. El sujeto del siglo XXI estaría bien dispuesto a dejarse acondicionar por una batería de píldoras, implantes y emparches, que se le prometen como amortiguación tecnológica al impacto del vivir, del transcurrir temporal de la existencia.
Considero que, en estos tiempos que nos tocan vivir, un nuevo objeto viene a ocupar el lugar vacío del ideal del yo, distinto de aquellos que anunció Freud: ni el hipnotizador, ni el líder, ni el amado, sino el cuerpo bello y eternamente joven, exhibido a la contemplación del gran ojo social.
El ideal de nuestra época se ha vuelto esencialmente visual, con tal énfasis que está dejando de ser escópico para volverse pornográfico. Una imagen simultáneamente venerada y sustituida prontamente, es decir eternamente descartable, suplanta hoy la producción de relatos, de narración y de historia.
No hace mucho, alguien podía anunciar y saludar el fin de los grandes relatos de la historia, aquellos que, habiendo perdido supuestamente su potencial utópico, encadenaban el existir y el goce del cuerpo a ideales que se fueron convirtiendo en pesados lastres para la vida y para la economía del placer. Me refiero al optimismo posmoderno, que duró unos pocos años; esa esperanza fallida de dar libertad al cuerpo que se suponía, no del todo equivocadamente, prisionero en la cárcel del alma.
Pero, a contramano de lo esperado, de la ilusión de la entronización del deseo y de una vida menos gravosa, encontramos que, junto al culto a la imagen del cuerpo, proliferó la ortopedia farmacológica del bienestar y la pornografía mediática, donde el placer por la actividad compartida fue reemplazado por la orfandad del espejo.
La fábula del Narciso de nuestro tiempo queda bien ilustrada por la vuelta de tuerca que Oscar Wilde hace del mito (citado por Emilio Rodrigué en Gigante por su propia naturaleza):
Narciso era un hermoso joven que todos los días contemplaba su belleza reflejada en el lago. Estaba tan fascinado por su imagen que un día cayó en el lago y murió ahogado. En ese lugar surgió una flor que lleva su nombre. Oscar Wilde dice que, cuando Narciso murió, las flores silvestres se sintieron desconsoladas y le pidieron al lago algunas gotas de agua para llorar por él.
–¡Oh! –exclamó el lago–. Si todas mis gotas de agua fuesen lágrimas, yo no tendría suficientes lágrimas para llorar a Narciso.
–No nos sorprende que llores por Narciso –respondieron las flores silvestres–. El era tan hermoso.
–¿Pero Narciso era bello? –preguntó el lago.
–¿Quién mejor que tú podría saberlo? –exclamaron las flores, sorprendidas–. Era sobre tu margen que él se contemplaba todos los días.
El lago permaneció en silencio por algún tiempo. Por fin dijo:
–Lloro por Narciso pero jamás noté que Narciso fuese bello. Lloro porque todas las veces que él se inclinaba sobre mis márgenes yo podía, en el fondo de sus ojos, ver mi propia belleza reflejada.
Como se puede observar, en esta dimensión del amor, que no es ajena a la de cierta clínica, cada uno cuenta como espejo para el otro. La reciprocidad amorosa no sería más que la de dos espejos enfrentados, destinados a reproducir hasta el infinito la imagen idealizada de uno mismo.
Dioniso era un dios griego diferente. Era el que figuraba al otro, al extranjero. Era el vagabundo, el errante, el viajero que llega a la ciudad de Tebas viniendo de lejos; vuelve a su lugar natal buscando ser aceptado, acogido, queriendo encontrar ahí un lugar de culto para él, pero choca con la incomprensión de una ciudad que no supo establecer un vínculo entre el país y los extranjeros, ni entre los sedentarios y los viajeros, ni entre la identidad consigo mismo y el distinto, el otro. Y cuentan que, entonces, los que rechazaban a lo diferente, los que rechazaban a aquello que podía servirles, que podía convidarlos a echar una mirada distinta sobre ellos mismos, los campeones de la identidad como inmutable, los convencidos de su superioridad, caen en actos de barbarie y de salvajismo: en la monstruosidad, la alteridad absoluta. Pierre Vernant comenta esto con una frase que me parece iluminadora para pensar la hora actual, para entender nuestra cotidianidad: “El horror se proyecta en el rostro de quien no ha sabido hacerle lugar al otro”. Cuando un grupo humano no acepta al otro, se vuelve extraño para sí.
La mirada es una de las formas principales en las que el otro se hace presente. Estamos bajo la mirada del otro y ponemos al otro bajo nuestra propia mirada. Hay miradas que acarician, miradas que constituyen espacios y otras que los niegan, que los ocultan. Donde hay miradas de miradas, se produce la atracción de un objeto evanescente, que no alcanzamos a percibir pero que nos anima, nos llama al deseo.
Cuando se descubre la posibilidad de otra mirada, cuando se produce el encuentro, no tanto con el objeto sino con lo que con éste se da a ver, se descorre la pantalla que esconde al mundo. Alberto Giacometti, ese extraordinario artista plástico del siglo pasado, propone despojarse de esa mirada configurada por los modos de ver instituidos, ir más allá de la pantalla que enceguece. Eso lo lleva en su obra a encontrarse con algo que se le hace difícil de representar y con lo que trabaja artísticamente. Es como si hiciese un agujero en la pantalla que recubre al mundo para que nosotros podamos ver y para poder ver él también, o por lo menos vislumbrar, a través de ese agujero que es su obra, algo de lo real.
Cada época, cada sector social, cada grupo humano participan de una mirada dominante que ordena y determina las maneras de ver las cosas del mundo, que da forma peculiar a los datos: la que hoy es dominante es un poco menos lúcida, más escotomizadora de la realidad y más fijada a la pantalla. El hecho artístico y también el acto psicoanalítico, aunque vayan por diferentes carriles, se hermanan en una función que es la de hacer abrir los ojos, no tanto porque nos provean de cosas nuevas, sino porque permiten ver lo distinto, lo alter, en lo conocido, en lo familiar, en uno mismo. Esto abre verdaderamente las puertas a la posibilidad de un lazo con los otros, más allá de la proyección narcisista que hace del semejante y de uno mismo sólo una imagen consumible o descartable.
Es nuestro prójimo quien puede acercar, a través del excedente que porta su mirar, el descubrimiento jubiloso de que no somos solamente una imagen reflejada en el espejo, y también aquello que ni la fotografía, ni el espejo, ni ningún otro artilugio tecnológico pueden mostrar: que mis ojos, al mirar los ojos de un otro, pueden encontrar, más allá del reflejo de uno mismo, mundos distintos.
Freud, cerca del final de Malestar en la cultura, se pregunta si estaría justificado diagnosticar que muchas culturas, aun la humanidad toda, ha devenido neurótica bajo el influjo de las aspiraciones culturales, es decir, ideales convertidos en mandatos superyoicos, al estilo de: “deberás amar a tu prójimo como a ti mismo”. Hoy, hay que poner en revisión el diagnóstico de la subjetividad de nuestro tiempo. No creo que todavía podamos hablar de neurosis: acertaríamos más si ubicáramos en el tejido social de nuestra época el predominio de formas narcisistas y perversas, en el sentido de un pacto fundado más en la desmentida de lo real que en la desmesura de la exigencia del ideal, y más en la supresión del otro como semejante que en el reconocimiento del impedimento que éste puede provocar a mis aspiraciones.
La desorientación de este tiempo de soledades se hace sentir irremediablemente en los cuerpos. El padecimiento psíquico, que en la época de la neurosis social se manifestaba en síntomas ruidosos, hoy se expresa mayormente en enfermedades silenciosas que no interpelan a nada ni a nadie y que se nutren de píldoras narcotizantes.
La experiencia del análisis puede ser una de las que permiten transformar las preguntas inconmensurables, ¿qué sentido tiene la vida?, ¿vale la pena vivir?, en términos de la experiencia del tiempo: ¿qué valor tiene el momento?, ¿cuánto puede contener, pues, un momento?
* Psicoanalista. Texto extractado del trabajo “La clínica psicoanalítica en tiempos de exclusión”.
“Alberto Giacometti propone ir más allá de la pantalla que enceguece.”


© 2000-2009 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

lunes, 6 de julio de 2009

Importancia de la educación en la erradicación de la violencia de género

Erradiquemos la violencia de género formando a las personas

06/07/2009
Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres
La ley contra la violencia de género establece su inclusión en la formación del profesorado, como requisito imprescindible para su erradicación. Las universidades están incumpliendo la ley. Exijamos su inclusión en los nuevos planes de formación universitaria de las y los profesionales de la educación.

El año 2004 se aprobaba la Ley orgánica 1/2004 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género. El artículo 7 de dicha ley en el cual se hace referencia a la formación inicial y permanente del profesorado dice:



Artículo 7.Formación inicial y permanente del profesorado.


Las Administraciones educativas adoptarán las medidas necesarias para que en los planes de formación inicial y permanente del profesorado se incluya una formación específica en materia de igualdad, con el fin de asegurar que adquieren los conocimientos y las técnicas necesarias que les habiliten para:



a. La educación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y de la igualdad entre hombres y mujeres y en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios democráticos de convivencia.



b. La educación en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos, en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social.



c. La detección precoz de la violencia en el ámbito familiar, especialmente sobre la mujer y los hijos e hijas.



d. El fomento de actitudes encaminadas al ejercicio de iguales derechos y obligaciones por parte de mujeres y hombres, tanto en el ámbito público como privado, y la corresponsabilidad entre los mismos en el ámbito doméstico.



Desde la Plataforma unitaria contra la violencia de género aplaudimos en su momento esta propuesta, pues cumple uno de los requerimientos básicos que se valoran para la erradicación de la violencia de género: la prevención, formando a los y las profesionales de la educación para que puedan desarrollar acciones directas en los centros educativos. El punto 5 de nuestro manifiesto exige la educación y socialización.
Tomado de:
http://www.e-mujeres.net

domingo, 5 de julio de 2009

La belleza de Alma Mahler



Algo más que belleza hizo que los hombres la desearan y adoraran.
He leído sobre ella y comprobé que se le reprocha el que haya tenido amores con Gropius, simultáneamente a su matrimonio con el genial (me encanta su música) Mahler. Pero este músico al casarse con ella, le impuso el abandono de sus inquietudes artísticas en la pintura y la música para dedicarse plenamente a su matrimonio, aunque fue copista y lectora de pruebas de las obras de su esposo.
También leí que era antisemita, como si fuera una novedad y el caso Deyfus nunca hubiera existido.
Me atrevo a pensar que su belleza impedía a los hombres que la trataron, reconocerle algún talento aunque la cláusula del contrato matrimonial con Mahler,
lleva a pensar que, aparte de tener una cautiva de lujo, se prevenía acerca del posible talento de ella.

martes, 30 de junio de 2009

Sentido y Poder

En estos días estamos todos tratando de interpretar el resultado de las elecciones legislativas.
La interpretación está -más allá de toda determinación cultural, profesional, de historia de vida- íntimamente ligada al poder.
Para ejemplificar ésto transcribiré un diálogo entre Alicia y Humpty Dumpty:

-Es la cosa... más... ofensiva... cuando una persona no distingue una corbata de un cinturón!- dijo por fin-
-Sé que se trata de una ignorancia de mi parte -repuso Alicia, con tanta humildad que aplacó a Humpty Dumpty.
-Es una corbata, hija, y una muy hermosa corbata, como tú dices. Es un regalo de no-cumpleaños.
-¿Perdón? -dijo Alicia con aire perplejo.
-No estoy ofendido -dijo Humpty Dumpty.
-Quiero decir, ¿qué es un regalo de no-cumpleaños?
-Un regalo que te hacen cuando no cumples años, por supuesto.
Alicia lo pensó un poco.
-Me gustan más los regalos de cumpleaños -dijo por fin.
-¡No sabes de qué estás hablando! -gritó Humpty Dumpty. ¿Cuántos días hay en un año?
-Trescientos sesenta y cinco - dijo Alicia.
-¿Y cúantas veces cumples años?
-Una.
- ¿Y si les restas uno a trescientos sesenta y cinco, qué queda?
-Trescientos sesenta y cuatro, naturalmente.
Humpty Dumpty parecía dudar.
-Me gustaría ver eso escrito -dijo.
Alicia no pudo contener una sonrisa mientras sacaba su cuaderno de apuntes y hacía la cuenta para él.
365
- 1
-----
364

Humpty Dumpty tomó el cuaderno y lo miró cuidadosamente.
-Parece estar bien hecha... -empezó.
-¡Lo está teniendo al revés!-interrumpió Alicia
-¡Seguro que sí! -dijo jovialmente Humpty Dumpty, mientras ella se daba vuelta-. Ya me parecía que se veía un poco extraño. Como estaba diciendo, parece estar bien hecha...aunque no tenga tiempo para revisarla a fondo ahora... Y eso demuestra que existen trescientos sesenta y cuatro días en los que podrías tener regalos de no-cumpleaños...
-Sin duda -dijo Alicia.
-Y sólo uno para regalos de cumpleaños. ¡Debe ser la gloria para ti!
-No sé qué quiere decir con "gloria".
Humpty Dumpty sonrió desdeñosamente.
-Por supuesto que no... hasta que yo te lo diga. ¡Quise decir "debe ser un argumento aplastante para tí"!
-Pero "gloria" no significa "un argumento aplastante" -objetó Alicia
-Cuando yo uso una palabra -dijo Humpty Dumpty, en tono algo despectivo-, esa palabra significa exactamente lo que yo decidí que signifique... Ni más ni menos.

domingo, 21 de junio de 2009

Película Felicitas


Ayer fui a ver Felicitas. ¿Qué me pareció?
Paso a detallar, toda evaluación es subjetiva:
Vestuario: muy bueno.
Ambientación: buena.
Me llamó la atención que el carruaje saliera por lugares donde ni había huella de carruajes. Eso sucede a pleno día por eso se nota tanto.
Los diálogos me parecen casi impersonales: son meros parlamentos.
El trabajo actoral es muy desparejo:

Luis Brandoni: ¡excelente! Correcto como corresponde a su personaje, medido y pleno de sentimiento. Dice las cosas con tanta verosimilitud que es imposible no creerle.

Sabrina Garciarena: Presenta altibajos en su actuación: cuando está al lado de Brandoni se luce; no parece creíble su amor por el joven Enrique Ocampo. Esto es comprensible porque la actuación de Gonzalo Heredia es igualmente despareja y, en definitiva, no aporta nada a su personaje. Lo podía haber actuado cualquier otro actor.
Los personajes secundarios: padres, primos, nana y capataz y peones no convencen a nadie con su trabajo actoral. Finjen los gestos para demostrar sentimientos. Cuando el padre mira con rabia u odio o ¡vaya a saber qué!, a Enrique Ocampo, no es nada creíble. Se mirada no se sabe a qué obedece; si a tenerlo bajo la mira o porque ha sospechado algo...
Gonzalo Heredia y Alejandro Awada: no son creibles porque utilizan la misma gestualidad para demostrar sentimientos de distinta intensidad.

Me pareció rescatable la actuación del actor que hace el papel de último pretendiente. Es breve y eso le permite no repetirse en su actuación.
El guión es pobre, casi anodino.

Me pareció valioso el intento de abordar la historia esa, pero guión y actuación totalmente débiles.

miércoles, 10 de junio de 2009

Tratando de comprender...

Por la emergencia inminente del fascismo, Husserl propondrá para la ciencia un acercamiento al mundo de la vida. La ciencia no es teoría pura. Aparentemente, a las ciencias se les aparece el mundo objetivamente como un universo de hechos. La descripción científica captará la conexión legal entre los hechos.

Lo que Husserl propondrá en primera instancia, es que ese saber del mundo aparentemente objetivo, nace de un mundo precientífico. Eso que se constituirá como objeto de conocimiento para la ciencia, están presentes de antemano en las autocomprensiones de nuestro mundo vital primario.
Hasta aquí, la fenomenología propone una subjetividad dadora de sentido.

Pero luego, Husserl intentará mostrar que esa subjetividad desaparece bajo la apariencia de una autocomprensión objetivista porque, según observa Husserl, las ciencias conservan el peso de los intereses del mundo de la vida.
Ante eso, sólo la fenomenología romperá con la actitud ingenua (supongo que con la epojé) y propone una actitud contemplativa y rigurosa, liberando al conocimiento del interés.
Ahora Husserl equipara esa autorreflexión trascendental, que denominará descripción fenomenológica con la teoría pura. Teoría liberada de los intereses, similar a la platónica: impráctica.
Según Husser, esta teoría "depurada", a la larga orientará la acción. Al ejercitarla, se reconcilia con la práctica"
Esto permitirá que se produzca una praxis nueva, que tiende a elevar la humanidad , mediante la razón científica universal, a normas de verdad; una nueva praxis que trabaja por lograr una nueva humanidad fundamentalmente nueva: apta para la autoresponsabilida absoluta, fundada en perspectivas teóricas absolutas"


Sin embargo, esta apelación a la descripción fenomenológica, no se deja fundamentar.
En todo caso, sólo es un paso necesario para la labor trascendental de la conciencia.
Como diría Kant, sólo describe leyes de razón pura.
Lo valioso de Husserl es su crítica a la ilusión objetivista de la ciencia. Pero:
hacer consciente que la objetuación está sujeta a intereses del mundo práctico, -que hace necesario practicar el recorte de la epojé-, no garantiza la desconexión del saber con los intereses de la vida ni perfecciona la praxis o el obrar.

Por hoy, seguiré rumiando estas ideas que- en definitiva- aparecen sustentando el discurso de los políticos en sus propuestas como candidatos elegibles.

domingo, 31 de mayo de 2009

Acuario

 
Posted by Picasa


Acuario - humanitario
signo de aire. (Razón y comunicación)

Sentido de universalidad. Muy humanitario, pero individual. No desea invadir.
Rompe todas las estructuras nuevas. Es fijo en la inestabilidad.
Todo en el universo muta. Defiende utopías. Tiene capacidad de captación y saber. Chispasos de genialidad. Excéntricos y rebeldes. La libertad, es una urgencia. Contactos humanos, más que prácticos. Revolucionarios.
En el amor es apasionado, comunicativo, pero con ansia de libertad.

Defectos principales: obstinación, terquedad, demasiado utópico. Agitador, fantasioso, prototípico del insatisfecho.

miércoles, 27 de mayo de 2009

De mi amiga Elvia Villar Celave

Percepción femenina de una guerra desde una generación menos excéptica que la actual.
Elvia ha pasado los 80 años y es un honor transcribir acá uno de los poemas que contiene su libro "Mis Pecados Literarios" editado en 2008.
Valoro su mirada atenta al mundo que la rodea y que habla de una realidad objetiva por compartida.


Ofrenda

En el confín más austral de la Patria
y casi niños viviendo la escena,
las metrallas cubrieron de lodo
los colores de nuestra bandera.

¡Oh!, Malvinas por siempre Argentinas,
¡oh! jirón de la patria ultrajada,
tus soldados regaron con sangre
un pedazo de tierra robada.

El dolor de las vidas cobradas,
se hizo grito en el cielo argentino
y el tañir de campanas, callaba,
en crepones de negros designios.

Soldadito, qué cándido fuiste,
a enfrentar mercenarios hambrientos,
llora el cielo con alma el desgarro
tu holocausto que al pueblo rendiste.

Pero el frío, la noche y el silencio
encendieron su lámpara votiva
y en el bronce grabaron con tu sangree,
¡Argentina! son tuyas las Malvinas.

domingo, 5 de abril de 2009

Dos de las imágenes que componen la presentación

Imágenes femeninas...
Las imágenes presentes forman parte de la 25 relevadas de las revistas Labores publicadas en la década del 60' y su albumes anuales. La presentación completa constituye la parte visual preparada por la Diseñadora en Comunicación Visual, Lenina Eugenia Párraga, de la ponencia presentada en Congresos de Género.


martes, 31 de marzo de 2009

¿Era necesario que Daniel Gilbert nos dijera lo siguiente para saber que la riqueza no hace la felicidad?

Eduard Punset:
Ahora una pregunta básica, que seguro que la audiencia está esperando: es sobre la riqueza. La búsqueda de la riqueza, el dinero, para asegurar la felicidad.

Daniel Gilbert:
Hay dos respuestas muy populares muy extendidas a la pregunta de si con el dinero se puede comprar la felicidad. Las respuestas son: sí y no. Los líderes espirituales dicen que no, y la gente que crea productos y los anuncia por la televisión dice que sí. Y resulta que las dos están equivocadas porque son muy simples. El dinero sí compra la felicidad: cuando te permite pasar de la pobreza a un estatus de clase media. El dinero no compra la felicidad: cuando te permite pasar de la clase media a la clase media alta. Un vaso de vino te hace sentir muy bien, dos te hace sentir maravilloso, pero 100 vasos de vino no te hacen sentir 100 veces mejor, te hacen sentir peor. Es decir que una de las maldiciones de la riqueza es que decepciona, ya que no proporciona lo que se esperaba. Las relaciones sociales en todo el mundo son uno de los mejores índices de predicción de la felicidad humana…

sábado, 28 de marzo de 2009

A mí que soy Penélope…

Febrero de 2009

A mí que soy Penélope, me pides paciencia
¿No sabes que el tiempo nace de mi pecho?
Y es del tiempo que me nutro y
Sus hebras me identifican y me
Arrullan

Pasan los días y las horas y yo crezco
Y me expando por los laberintos del tiempo
Y el tiempo que conozco es mi tiempo
Es mi obra y es mi vida

Lo demás, las ansiedades, las esperas
Y alborosos
Las tardanzas,
Las ideas y venidas son sólo nombres
Con que se viste el presente, el pasado y el futuro

Estamos en el tiempo por ser tiempo
Ser y estar signados por el tiempo

Es el destino de lo humano
Y no otra cosa: tiempo devenido en tiempo

lunes, 9 de marzo de 2009

Podemos tener otra visión...

Podemos tener otra visión de lo que se denomina Arte.
Pensamos que el arte no puede ser algo tan trivial que se reduzca al objeto de contemplación o embellecimiento de interiores.
Tampoco algo que lleve a la discriminación entre "los conocedores o expertos" y "los insensibles o que padecen de ceguera axiológica"
Visitá
http://www.edu3000.com.ar/estetica/

sábado, 7 de marzo de 2009

Texto de Josefina Ludmer

Para los que se interesan en las estrategias que inventaron la mujeres para hacerse oir les recomiendo visitar esta web
http://www.mujeresdeempresa.com/sociedad/021002.shtml
Espero que lo disfruten como yo.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Amistad

Ultimamente, hemos retomado una relación con mi amiga Elsa que reside en París-Francia. Si bien nunca se había interrumpido vivíamos grandes períodos de silencio ya sea por la distancia, ya sea por las respectivas actividades que teníamos ambas. La verdad es que no nos contactábamos muy seguido. Pero ahora, que los años han traído cierta paz a nuestras respectivas vidas, esa amistad que comenzó allá por la década del 70', emerge y se manifiesta en largas conversaciones por teléfono.
El repertorio de los temas es infinito y va de lo más trascendental a lo más trivial.
Esas transiciones nos hacen estallar en grandes carcajadas.
Otro aspecto que nos enreda y nos divierte mucho es el significado de algunas palabras muy locales cuyo sentido se nos escabulle. A eso debemos sumarle la diferencia de idioma. Pero todo eso le da un savor especial a nuestras conversaciones y es un placer cuando podemos comunicarnos.

Querida amiga, si llegás a entrar nuevamente a este blog espero que encuentres este texto sobre nuestra amistad.
Tu amiga, Martha Alicia

miércoles, 11 de febrero de 2009

Cada vez me acerco más...

Cada vez me acerco más al pensamiento de Nietzsche. Tengo que controlarlo porque ese pensamiento sirvió para fundamentar la filosofía nazi.
Pero, cómo pasar por alto este párrafo:
"Picado por moscas venenosas y horadado como la piedra , por infinitas gotas de maldad, estaba entre ellos, y me decían aún: '¡Todo lo pequeño es inocente de su pequeñez!'
"La compasión enseña a mentir a los que viven entre los buenos. La compasión vicia el aire para todas las almas libres. Pues la estupidez de los buenos es insondable. Ocultarme a mí mismo y ocultar mi riqueza:esto es lo que aprendí allá , pues comprobé que todos eran pobres de espíritu. Esta fue la mentira de mi compasión: conocerlos a todos."
(en Así Hablaba Zaratustra)

lunes, 9 de febrero de 2009

Acerca del tiempo...

A mí que soy Penélope me pides paciencia.
No sabes que el tiempo nace de mi pecho
y es del tiempo que me nutro
y las hebras me identifican y me arrullan...

Pasan los días y las horas y yo crezco
me expando por los recovecos del tiempo
y el tiempo que conozco es mi tiempo
es mi obra y es mi vida

Lo demás, las ansiedades
las esperas y alborosos
las tardanzas,
las idas y venidas son sólo
nombres con que se viste el presente, el pasado y el futuro.
Estás en mi tiempo aunque no vengas
estás en el tiempo de lo que está por llegar

Estamos en el tiempo por ser tiempo
y no somos otra cosa que tiempo devenido en tiempo.

domingo, 8 de febrero de 2009

Afirmación para tener en cuenta

"Los grandes favores no inspiran gratitud sino deseos de venganza; y el pequeño favor que no se olvida llega a ser un gusano que corroe" dice Nietzsche en Así hablaba Zaratustra Marimar Ed. S.A. Bs.As. 1976. pág. 81
Si tenemos en cuenta que en esta afirmación hay mucho de verdad nos cuidaremos de no aceptar con ligereza un gran favor como así también de hacerlo.
"Sed reacios en aceptar y exigentes al recibir"

Rotundamente cierto

"Los grandes favores no inspiran gratitud sino deseos de venganza" dijo Nietszche.

Demasiado expuesta a la doctrina cristiana desde muy niña, hace que me esmere en hacer favores y, lo que es mucho peor, a veces sin que me lo pidan. Ahí está el error. Porque nadie tiene ganas de tener que agradecer algo que no pidió, y si lo solicitó, bastante peso será el tener que andar con ese favor a cuesta sin saber cómo retribuirlo.
Por eso lo mejor es hacer como que no puedes aunque quieres...
¿Será malo hacer eso? ¿Me asaltará constantemente la idea de no haber tendido la mano cuando alguien la necesitó?

miércoles, 7 de enero de 2009

Charla en Monte Hermoso


El 20 de enero 2009. te invito al Centro de Convenciones en Monte Hermoso a las 22 hs. Hablaré sobre la vivencia del cuerpo en la poética.
Te espero

jueves, 1 de enero de 2009

2 0 0 9...

Entre pitos y cohetes que parecen bombas, entramos al 2009. Atrás quedó el miedo ancestral que nos recorrió el alma cuando íbamos a entrar al segundo milenio. Ya han pasado 8 años y lo único que se puede decir es que el miedo auténtico sólo debemos tenerlo ante la obra del ser humano.
Apenas me desperté, prendí el televisor y me encontré con una entrevista que le hacían a Hernan Zin en el C5N. ¡Dios mío! las cosas que vio y documentó este joven periodista, -que para que lo ubiquen mejor informo: es hijo del actual Ministro de Salud de la prov. de Buenos Aires-, es para ponerte los pelos parados ante una descarga eléctrica.
Dudé entre si seguir viendo la entrevista o tomarme el espiante para no amargarme el 1º día del año... Decidí quedarme y ver todo. ¡Qué tremenda la barbarie de la guerra! y más cruel aún es contra mujeres y niños...
Cuando terminó el programa busqué información sobre Zin en Internet y anduve leyendo todo lo que devela con su trabajo.
Es bueno ver todo eso y darse cuenta de lo hipócritas que somos cuando disputamos por mezquindades en lugar de unir nuestras energías para mejorar o por lo menos no contribuir a profundizar la depredación humana sobre los seres humanos.