lunes, 14 de septiembre de 2009

Poema de Magalí Martínez Barletta

Magalí es hija de una amiga de muchos años. Más de los que tiene Magalí.
Me encanta la sutil poesía de sus versos. Leyéndolos uno se siente envuelto en esa bruma y se termina convirtiendo en bruma, mezcla de sal, aroma, arena y vapor...

I.
Bruma del mar,
bruma de espuma.
Hija del mar y del sol,
deja la sal en la arena como única huella imborrable.
Bruma que alguna vez fue mar,
que alguna vez fue ola mezclada con sal.
Bruma que vuela hacia el cielo como una simple nube de vapor.
Bruma que enceguece al marinero y hace ver al ciego mar.
Bruma cargada de aroma,
arrastrada por el viento costero hacia algún lugar.
Bruma que nace y que muere
y vuelve a nacer...

2 comentarios:

Antonio dijo...

Magali hizo alquimia de una alborotada "Génesis" de Brumas.

Coincido con vos, hay que vigilar constantemente los pensamientos que genera Nietzsche, en primera instancia se convierten en palabras y en el peor de los casos se transforman en palabras.

Magalí dijo...

Gracias Marta. Para mi es un honor que hayas elegido un poema mio para publicarlo en tu página.
Muchos saludos mios y de mamá.
Magalí