miércoles, 26 de diciembre de 2007

Origen de las imágenes negativas

Los amantes de René Magritte



Las imágenes negativas que ciertos grupos humanos proyectan sobre otros grupos humanos, nunca son casuales o accidentales. Tampoco obedecen a la ignorancia o el azar.



Normalmente, esas imágenes negativas van asociadas a la discriminación, a la explotación o sirven como argumentación para eliminar al contrario. También pueden deberse al miedo que produce el otro.



Es importante destacar que la imagen negativa será más intensa cuanto más necesaria se haga su explotación. Las mujeres fueron comprendidas como poco inteligentes pero astutas. El hombre siempre se sintió amenazado por la inteligencia de la mujer aunque no ignoró su carácter de astuta.

sábado, 22 de diciembre de 2007

22 de diciembre de 2007



Los seres humanos terminan por odiar las reglas que se imponen. Para encontrarme con José María debía engañar a Ronald: "estuvimos tomando un café en el bar de la esquina."
El bar era un cuarto prestado en alguna casa que nunca más reconoceré; era un abrazo entre los brazos del deseo; era la felicidad que se encuentra en la calidez de dos cuerpos que se demandan; la juventud de nuestras esperanzas decapitadas por algún tabú.
La tibieza de una mano suave aferrando mi cuerpo en la sorpresiva elección de fragmentos ansiosos de caricias.Un lamentar la prisa del reloj empañado por nuestro aliento mientras nos vestíamos de pronta despedida.
Como troncos que alguien amontona intentamos ejercitar la libertad.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Razonamiento...




Si en la pareja hombre/mujer, la mujer siempre es el Otro.


Entonces, todo lo que ha sido dicho sobre las mujeres resulta ciertamente parcial, pues siempre lo han dicho los hombres.


Estamos pensando...


La otra y yo pensamos que podemos mantener una cordial relación si cada una de nosotras se cuida de no trasvasar su propio espacio en perjuicio del Otro. Es cierto que por momentos no hay nada que haga pensar que somos dos personas, pero otras veces, las diferencias son claras e inocultables. Una recuerda una fecha y la otra sólo tiene presente hechos un poco traumáticos. Tampoco se puede decir que nos complementemos. Nada de eso.
Una carga con la responsabilidad y la otra con la culpa de no se sabe qué.
Se que coincidimos en muchas cosas y que nunca terminaremos por absolutizarnos. La dualidad nos vuelve equilibradas y evita el egocentrismo. Nos da en la unidad, una actitud tolerante y tendiente a ser ecuánime para el Otro.


miércoles, 5 de diciembre de 2007

El crimen pasional, ¿tiene atenuantes siempre?

A la luz del candil
Música: Carlos Vicente Geroni Flores Letra: Julio Navarrine

¿Me da su permiso, señor comisario?
Disculpe si vengo tan mal entrazao,
yo soy forastero y he caido al Rosario,
trayendo en los tientos un güen entripao.
Acaso usted piense que soy un matrero,
yo soy gaucho honrado a carta cabal,
no soy un borracho ni soy un cuatrero;
¡Señor comisario... yo soy criminal!...

¡Arrésteme, sargento, y póngame cadenas!...
¡Si soy un delincuente, que me perdone Dios!

Yo he sido un criollo güeno,
me llamo Alberto Arenas.
¡Señor... me traicionaban,
y los maté a los dos!
Mi china fue malvada,
mi amigo era un sotreta;
cuando me fui a otro pago
me basureó la infiel.
Las pruebas de la infamia
las traigo en la maleta:
¡las trenzas de mi china
y el corazón de él!

¡Párese, sargento, que no me retobo!...
Yo quiero que sepan la verdad de a mil...
La noche era oscura como boca'e lobo;
Testigo, solito, la luz de un candil.
Total, casi nada: un beso en la sombra...
Dos cuerpos cayeron, y una maldición;
y allí, comisario, si usted no se asombra,
yo encontré dos vainas para mi facón.

¡Arrésteme, sargento, y póngame cadenas!...
¡Si soy un delincuente, que me perdone Dios!

De qué hablamos cuando hablamos de ciudadanía?...

Interesante aporte de la Dra. Diana Maffia:

"Como dice Seyla Benhabib: “las teorías morales universalistas de la tradición occidental desde Hobbes hasta Rawls son sustitucionalistas en el sentido de que el universalismo que defienden es definido subrepticiamente al identificar las experiencias de un grupo específico de sujetos como el caso paradigmático de los humanos como tales. Estos sujetos invariablemente son adultos blancos y varones, propietarios o al menos profesionales.
Quiero distinguir el universalismo sustitucionalista del universalismo interactivo. El universalismo interactivo reconoce la pluralidad de modos
de ser humano, y diferencia entre los humanos, sin inhabilitar la validez moral y política de todas estas pluralidades y diferencias. Aunque está de acuerdo en que las disputas normativas se pueden llevar a cabo de manera racional, y que la justicia, la reciprocidad y algún procedimiento de universalizabilidad son condiciones necesarias, es decir son constituyentes del punto de vista moral, el universalismo interactivo considera que la diferencia es un punto de partida para la reflexión y para la acción.
En este sentido la ‘universalidad’ es un ideal regulativo que no niega nuestra identidad incardinada y arraigada, sino que tiende a desarrollar actitudes morales y a alentar transformaciones políticas que puedan conducir a un punto de vista aceptable para todos” (Benhabib, 1990: 127).
Así, la crítica feminista al liberalismo contemporáneo impugna la trampa que
encierra el ideal abstracto de ciudadanía, construido a la medida justa de quienes ‘casualmente’ participaron en su definición."

Lo que está en negrita nos pertenece.M.A.L.

Función de la autobiografía femenina

Dice Carmen Hernández en:
Representando las diferencias. Fotografía y feminismo en el cruce de siglos
Publicado en Revista Extracámara. Revista de fotografía, N° 20, Caracas, CONAC, enero de 2003, pp. 49-55.

"Eva Klein ha abordado el panorama teórico de la autorrepresentación como una estrategia desestabilizadora. Para ella, la autobiografía es “un acto de lenguaje: un discurso que juega a..., o que se las arregla, mediante juegos retóricos, tropos y figuras de lectura, para parecer fundado en una realidad. De repente la autobiografía ya no es la narración de la verdad, sino la simulación, la máscara, la impostura. Así, autobiografía y ficción, en lugar de oponerse se solapan”[3]. Coincido con Klein cuando reconoce que la funcionalidad de la autorrepresentación se presenta como “un posicionamiento social” que estimula una relación dialógica entre un yo en acto de conocimiento (referencialmente múltiple) y el yo del texto. De ahí su índole inestable pero estratégicamente creativa en su deseo de rediseñar representaciones identitarias, ya sean sexuales, políticas o sociales. La elección de lo autobiográfico puede ser desenmascarador si se asume como un acto performativo en el cual se manifiesta un yo que se autorreconoce en conflicto de representación."

[3]. Eva Klein (2000): Simulacro e inestabilidad (Modalidades y estrategias de (auto) representación), tesis doctoral, Doctorado en Literatura Latinoamericana, Universidad Simón Bolívar, p. 17.

jueves, 29 de noviembre de 2007

Confesión




En ésta tu ausencia presente
quiero confesarte cosas...

Cosas que, sin que yo lo quiera,
se me ríen en el cuerpo y en la piel.
Mi cuerpo,
ése que conociste
antes de quedarse huérfano,
parado en una nube,
como un pájaro triste
hoy se ve.
Cansado de andar solo,
dueño de sí mismo y del tiempo,
pidiéndome disculpas,
anda buscando un límite.

Se interna en los espacios vitales
de los otros
y anda como los gatos,
de noche bajo la luna,
recorriendo ágil,
uno tras otro,
el aliento de los patios.
Mi cuerpo... ese que conociste...
Lo dejo que se vaya,
como si no fuera mío,
que me deje el alma dormida y triste
conmigo.

21 de septiembre de 1978

Periodismo femenino

"...Iniciaremos nuestro trabajo exhortando a los hombres a la calma de sus pasiones. Nuestro país, destinado por la naturaleza a ser una mansión de delicias, está convertido en un campo de batalla. Los militares, por lo general, gente turbulenta e inquieta, lo han puesto en este estado. Ejercen en las provincias del interior un despotismo inaudito, y es muy singular (que) cubran sus atentados con el pretexto de constituir el país.
Jamás hemos oído que los legisladores de un pueblo sean los fusiles, las espadas y las lanzas. La constitución, como todas las cosas, es buena y duradera mientras se quiere. Más por la fuerza, nadie hasta ahora se ha hecho amar".

El editorial transcripto corresponde al primer periódico, La Argentina, editado en Buenos Aires por mujeres hace 173 años, en octubre de 1830.

lunes, 26 de noviembre de 2007

En la Edad Media...


En ninguna época fue la mujer más insultada, burlada y despreciada como en la Edad Media. Teólogos, poetas, novelistas, juglares y predicadores se encargaban de acusarlas de falsas, hipócritas, coquetas y descaradas.
En el Roman de la Rose encontramos una larga lista que nos alerta sobre la fragilidad, versatilidad e impudencia de las mujeres. Hay menos mujeres buenas que cuervos blancos. Perlas de esa época son: el cinturón de castidad, el derecho de pernada, la persecución de las brujas y el famoso Concilio del año 585, en el cual se debatió calurosamente -entre hombres-, si la mujer poseía o no alma.

La Monja Alférez: Doña Catalina de Erauso



Nació en 1592. Escapó del convento cuando aún era novicia. Eligió disfrazarse de hombre toda su vida. Recorrió tierras americanas sirviendo como soldado. Algunos dicen que cometió algunos crímenes obligada por la circunstancia de tener que salvar su vida. Sin embargo, el rey Felipe parece que la condecoró y le concedió una pensión vitalicia por los servicios prestados a la Corona y al Papa. Además le permitió seguir usando ropa de hombre.

Yo me pregunto si lo que hizo no fue lo más ajustado que la época le ofrecía a un espíritu inquieto y aventurero como el de ella. Hay una imagen que saqué de Wikimedia que la muestra así.
El fumador de opio, Thomás de Quincey, escribió una novela sobre ella traducida al castellano por el peruano Luis de Loayza y publicada por Barral Editores, Barcelona.
Mi amigo y filósofo, Pablo Viola, que hace años reside en Italia, me la regaló en 1979.



sábado, 24 de noviembre de 2007

Pensamiento crítico: Mujeres en la historia


Pensamiento crítico: Mujeres en la historia

Tomado de Pan y Rosas:
Juana Azurduy
"Feroz y decidida, montó a caballo con la pequeña Luisa y, juntas, se zambullieron en el río. Lograron llegar con vida a la otra orilla. La hija recién nacida quedó a cargo de Anastasia Mamani, una india que la cuidó durante el resto de los años en que su madre continuó luchando por la independencia americana. En 1816 Juana y su esposo, quienes tenían bajo sus ordenes 6000 indios, sitiaron por segunda vez la ciudad de Chuquisaca. Los realistas lograron poner fin al cerco, y en Tinteros, Manuel Ascencio Padilla encontró la muerte. Manuel Belgrano, en un hecho inédito, envió una carta donde la nombraba teniente coronel. La cabeza de Padilla fue exhibida en la plaza pública durante meses, ésta se convirtió en un símbolo de la resistencia. El 15 de mayo de 1817 Juana al frente de cientos de cholos la recuperó."

jueves, 22 de noviembre de 2007

Sor Inocencia


Ella se dio cuenta que había elegido desde la vaciedad de su existencia. Ser monja la ponía a resguardo de los avateres de la vida; la emparentaba con el hijo de Dios -es decir- Jesús. Pero el que era al mismo tiempo Dios, padre y Espíritu Santo.
Entonces lo poca cosa que significaba ante su padre porque al no poder darle una buena dote y sí sólo un apellido respetable, hacía que nadie la mirara como posible candidata a un casamiento. Esto hizo que su padre le agradeciera sin palabras la decisión de ingresar al convento. Esa fue la triste historia de Sor Inocencia.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

La mujer castigada

«La mujer de Lot miró atrás y se convirtió en estatua de sal» (Génesis 19,26).
¿Era necesario castigar a la mujer de Lot?

¿Se puede castigar el sentimiento que nos obliga a mirar hacia atrás?
Si lo que hemos vivido nos constituye, ¿por qué clausurar el pasado sin una mirada sobre él?

Mujeres en la historia




Admira la rebuscada displicencia de la mujer ante tu mirada.
Y Magritte se divierte cuando juega con el féretro ocupando el lugar de Madame Recamier.


¿Es la imagen ideal de una época o la contradictoria expresión de la burguesía?
Ella se expone incómodamente entre la gran burguesía y la aristocracia francesa de 1795 a 1804.

Es sencilla pero ostenta el buen gusto.

Sus pies desnudos en un decorado antiguo la liberan de toda responsabilidad en el presente.

Es un espacio que se beneficia de la fortuna burguesa y la jerarquía aristocrática.