lunes, 10 de diciembre de 2007

Razonamiento...




Si en la pareja hombre/mujer, la mujer siempre es el Otro.


Entonces, todo lo que ha sido dicho sobre las mujeres resulta ciertamente parcial, pues siempre lo han dicho los hombres.


Estamos pensando...


La otra y yo pensamos que podemos mantener una cordial relación si cada una de nosotras se cuida de no trasvasar su propio espacio en perjuicio del Otro. Es cierto que por momentos no hay nada que haga pensar que somos dos personas, pero otras veces, las diferencias son claras e inocultables. Una recuerda una fecha y la otra sólo tiene presente hechos un poco traumáticos. Tampoco se puede decir que nos complementemos. Nada de eso.
Una carga con la responsabilidad y la otra con la culpa de no se sabe qué.
Se que coincidimos en muchas cosas y que nunca terminaremos por absolutizarnos. La dualidad nos vuelve equilibradas y evita el egocentrismo. Nos da en la unidad, una actitud tolerante y tendiente a ser ecuánime para el Otro.