lunes, 26 de noviembre de 2007

La Monja Alférez: Doña Catalina de Erauso



Nació en 1592. Escapó del convento cuando aún era novicia. Eligió disfrazarse de hombre toda su vida. Recorrió tierras americanas sirviendo como soldado. Algunos dicen que cometió algunos crímenes obligada por la circunstancia de tener que salvar su vida. Sin embargo, el rey Felipe parece que la condecoró y le concedió una pensión vitalicia por los servicios prestados a la Corona y al Papa. Además le permitió seguir usando ropa de hombre.

Yo me pregunto si lo que hizo no fue lo más ajustado que la época le ofrecía a un espíritu inquieto y aventurero como el de ella. Hay una imagen que saqué de Wikimedia que la muestra así.
El fumador de opio, Thomás de Quincey, escribió una novela sobre ella traducida al castellano por el peruano Luis de Loayza y publicada por Barral Editores, Barcelona.
Mi amigo y filósofo, Pablo Viola, que hace años reside en Italia, me la regaló en 1979.



No hay comentarios: