miércoles, 21 de noviembre de 2007

La mujer castigada

«La mujer de Lot miró atrás y se convirtió en estatua de sal» (Génesis 19,26).
¿Era necesario castigar a la mujer de Lot?

¿Se puede castigar el sentimiento que nos obliga a mirar hacia atrás?
Si lo que hemos vivido nos constituye, ¿por qué clausurar el pasado sin una mirada sobre él?

2 comentarios:

Federico dijo...

El término que aparece acá y origina mi comentario es "necesario". Es una palabra que de inmediato relaciono con su pareja antagónica, "contingente". Duns Scoto nos habla de la contingencia de la creación divina. Dios no nos necesitaba, no necesitaba nada de este mundo, y lo que hizo no lo hizo por necesidad sino por pura arbritrariedad contingente. La misma arbitrariedad bíblica que castiga a la mujer de Lot por mirar hacia atras, y con ella a todos lo que no nos conformamos con la verdad revelada y construimos una mirada atenta e incisiva.

anita dijo...

Anita dijo...A estas alturas de la vida yo me paso mirando al pasado, recordando...mirar hacia atràs permite resignificar y volver a vivir los sentimientos...eros y tanatos..
la mujer de lot y lot salieron huyendo la ciudad pecadora y tal vez la prohibiciòn era por la posibilidad de volver a mirar al pecado, a la trasgresiòn. Cual seria el sentimiento que la indujo,que era lo que queria mirar la mujer de Lot?
Pienso que para no vivir encadenado, hay que mirar al pasado desde la mirada de la libertad..lejos del temor, del miedo.