lunes, 14 de abril de 2008

Tiempo de mujer...

A mí que soy Penélope me pides paciencia,
no sabes que el tiempo nace de mi pecho
y es del tiempo que me nutro
y las hebras que devano y que tejo
me identifican y me arrullan...

Pasan los días y las horas y yo crezco,
me expando por los recovecos del tiempo
y el tiempo que conozco es mi tiempo
es mi obra y es mi vida.
Soy tiempo de parir y de vivir.
Soy tiempo de aguantar la sinrazón
de la locura.

Lo demás,... las ansiedades,
las esperas y alborosos,
las tardanzas,
las idas y venidas son sólo
nombres con que se viste el tiempo.
son el presente, el pasado y el futuro.

Estás en mi tiempo aunque no vengas,
estás en el tiempo que hace que te has ido.
Estas en el tiempo de lo que pudo ser,
estás en el tiempo de lo que está por llegar.

Estamos en el tiempo por ser tiempo
que viene de un tiempo de mujer.
Con el tiempo podrás decir que
no somos otra cosa que tiempo y más tiempo,
un tiempo de sonrisas o de lágrimas,
un tiempo ganado al tiempo
y con trabajo devenido
en destino-tiempo.

No hay comentarios: