sábado, 5 de enero de 2008

En la Edad Media...

"Una muchacha sin pudor no es sólo culpable ante ella misma, sino también ante sus padres y su parentela. Por eso has de tener a tus hijas bajo llave, como culpables convictas, y como imprevisoras, a fin de evitar las mordeduras de víbora", dirá Kekaumenos en las postrimerías del siglo XI.
En los palacios, en el siglo XI, existían los "apartamento para mujeres" (gynaikonitis), donde se las segregaba.

No hay comentarios: